Pastillas para adelgazar ¿Amigas o enemigas?

Pastillas para adelgazar ¿Amigas o enemigas? Es importante afirmar que hay momentos en que un médico prescribirá pastillas para adelgazar para ciertos pacientes; por lo general, esto se hace de manera temporal y está altamente regulado con un objetivo a corto plazo a la vista.

¿Pastillas para adelgazar rápido?

Para muchas personas las pastillas para adelgazar no son una solución y en realidad  pueden causar más daño que bien. Bajar de peso está destinado a ser un proceso y con el fin de sostenerlo, es importante hacer cambios de hábitos profundos que impulsarán el éxito a largo plazo. Sin embargo, muchas personas no entienden esto; sólo quieren eliminar todo su peso excesivo en el período de tiempo más corto. Por lo tanto, en lugar de mantener una dieta balanceada y hacer ejercicio regularmente, recurren a pastillas para bajar de peso.

Para una persona que no tiene suficiente impulso para comprometerse a una vida físicamente activa o que simplemente no puede mantenerse alejado de la comida chatarra, las pastillas para adelgazar pueden parecer una solución mágica. Sin embargo, incluso si ayudan a perder peso, siguen siendo malas para salud.

Varios productos para adelgazar en el mercado

Hay numerosos productos para adelgazar en el mercado, ya que un número de diferentes empresas las fabrican. La razón por la que tantas empresas están interesadas en hacer y venderlas es porque no necesitan obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos antes de ponerlas en el mercado. Puesto que hay tantas pastillas para bajar de peso en el mercado, la mayoría de las compañías optan por llegar a la mayor cantidad de fórmulas de “pastillas para adelgazar efectivas”, así que terminan poniendo algunos ingredientes bastante inseguros en sus productos para adelgazar.

A pesar de que muchas personas son conscientes de que las pastillas para adelgazar pueden causar algunos problemas de salud, siguen utilizándolas, ya que ofrecen la manera más fácil de bajar de peso. Saber que podrías perder cinco kilos apenas tomando una pastilla adelgazante al día puede ser extremadamente saludable. Sin embargo, necesitas recordar que incluso si alcanzas tus metas de adelgazar, encontrarás algunos otros problemas en el camino.

Las pastillas para adelgazar varían en la manera que ayudan a bajar de peso

Algunas son pastillas quema grasa y ayudarán a disminuir la cantidad de grasa que absorbes de los alimentos que consumes, mientras que otras disminuirán significativamente tu apetito. Luego, también hay pastillas para adelgazar que funcionan aumentando la cantidad de calorías que quemas.

Efectos secundarios nocivos de pastillas para adelgazar

El problema con todas estas pastillas para bajar de peso es que pueden causar algunos efectos secundarios extremadamente dañinos, incluyendo presión arterial alta, insomnio, problemas renales, aumento de la frecuencia cardíaca, agitación, daño hepático y diarrea. Cuanto más tiempo tomes pastillas para adelgazar, más probabilidades tendrás de experimentar estos efectos secundarios. La razón principal por la que son tan perjudiciales es porque contienen estimulantes que son perjudiciales para la salud en general, y especialmente la salud del corazón.

Además de eso, ciertas pastillas para bajar de peso pueden contener antidepresivos y anfetaminas, haciéndolas muy adictivas. Dado que hay una buena probabilidad de que puedas hacerte adicto a ellas, vale la pena mencionar que estarás en mayor riesgo de experimentar cualquiera de los efectos secundarios mencionados anteriormente.

Sin embargo, eso no es ni siquiera lo peor de las pastillas para adelgazar. La triste verdad es que la mayoría de ellas son ineficaces, ya que representan una combinación de cafeína y otros diuréticos, que sólo causan la pérdida de agua. Aunque verás un número más bajo en la balanza como resultado de la pérdida de agua, debes saber que esto está lejos de la pérdida de grasa. El peso del agua puede regresar muy fácilmente. No hay tal cosa como pastillas para adelgazar sin rebote.

Por encima de todo eso, al tomar pastillas para adelgazar, simplemente evitarás cambiar tu vida para mejor. La razón por la cual muchas personas nunca logran alcanzar sus metas de pérdida de peso es porque no logran cambios profundos y duraderos en el hábito de comer y hacer ejercicio.

Ellos piensan que tomar pastillas para rebajar unos pocos kilos les ayudará a deshacerse de su exceso de peso para siempre. Sin embargo, con el fin de cambiar tu apariencia, tendrás que cambiar la forma de vivir. El objetivo final no sólo debe ser adelgazar, debe ser vivir una vida más saludable.

Además, las pastillas para adelgazar simplemente no te harán más saludable. Ellas sólo representan una solución temporal, y una vez que dejes de tomarlas, inmediatamente volverás a tu peso inicial y malos hábitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *