Retención de líquidos y aumento de peso: Sí, hay soluciones

Retención de líquidos y aumento de peso: Sí, hay soluciones
La retención de líquidos y el posterior aumento de peso es un problema particularmente molesto para las mujeres de todas las edades. Sabes por qué sucede y cómo puedes evitar la retención de líquidos.

Causas que producen la retención de líquidos y aumento de peso

La retención de agua o retención de líquidos también se conoce como edema. Ocurre en el sistema circulatorio y puede causar inflamación e hinchazón en las extremidades, aumento de peso repentino, líquido retenido en las piernas, los pies y los tobillos.

Las personas que llevan estilos de vida extremadamente sedentarios con poco ejercicio o aquellas que están en cama son susceptibles a la retención de agua.

El edema también puede ser un indicador de enfermedad renal o insuficiencia cardíaca, por lo que si tienes un caso grave o una aparición repentina grave, debes obtener atención médica inmediata.

Para las variedades no graves, que causan hinchazón, inflamación e incomodidad y no hay una condición médica subyacente, hacer cambios en la dieta y hábitos de ejercicio puede ayudar.

¿Por qué ocurre la retención de líquidos?

Cuando el cuerpo retiene agua, significa que hay agua adicional alrededor de los tejidos que se encuentran entre las células del cuerpo. Hay varias razones por las que esto podría suceder, incluyendo las siguientes:

  • Carbohidratos: los carbohidratos aumentan la retención de líquido, es por eso que la hinchazón a menudo ocurre después de una comida rápida de carbohidratos y puedes despertarte con 2 kilos adicionales en la balanza, todo en peso de agua. Empecemos con los carbohidratos. Cada gramo de carbohidratos requiere de tres a cuatro gramos de agua para almacenarlo y procesarlo. Para traducir eso a un lenguaje familiar, digamos que comes una papa mediana. Obtendrás 37 gramos de carbohidratos, que necesitan 110-150 gramos de agua. Eso es alrededor de poco menos de ¼ litro de agua. En una dieta moderadamente alta en carbohidratos, la persona promedio ingerirá alrededor de 700 gramos de peso de agua solo de los carbohidratos en la dieta. Si dejas de comer carbohidratos, perderás ese ½ kilo de inmediato.
  • Los altos niveles de sal en la dieta: también son responsables del exceso de retención de líquidos y si la sal está presente en cada comida procesada que consumes, retendrás aún más líquidos.
  • Hormonas sexuales: esto es especialmente cierto para las mujeres. La acumulación de líquidos se complica para las mujeres. La mayoría de las mujeres retendrán agua durante su ciclo menstrual. En general, el 92 por ciento de las mujeres tendrán retención de agua en la semana antes de que comience su período menstrual. Una vez que comienza el sangrado menstrual, el peso del agua desciende una vez más. Algunas mujeres tendrán retención de líquidos persistente, incluso después de su período. Durante el período, hay cambios notables en los niveles hormonales, que conducen a una mayor cantidad de potasio y sodio en tu sistema.
  • Cortisol: los niveles crónicos de la hormona del estrés cortisol, son un problema por muchas razones, y la retención de agua es una de ellas. Es difícil decir cuánto cortisol aumentará la retención de líquidos. También puede aumentar la grasa corporal, por lo que el peso que se aumenta con el cortisol es probablemente tanto de la grasa como del agua. Si estás estresada y te sientes hinchada o inflamada, parte de eso es probablemente por el agua retenida.

Tu cuerpo puede retener suficiente agua para equivaler a aproximadamente 2 litros por día, según el tipo de alimentos que ingieras y la cantidad que consumas.

Si sumas todas esas causas de retención de líquidos, puedes obtener fácilmente 5 kilos de fluctuación con solo el agua. Esto es especialmente cierto para las mujeres antes de la menstruación o de cualquier persona que acaba de comer una cena alta en carbohidratos.

Síndrome premenstrual y retención de agua

El síndrome premenstrual o SPM es una causa común de acumulación de líquidos en muchas mujeres. No se han realizado estudios exhaustivos que vinculen el edema con el síndrome premenstrual. Sin embargo, la falta de vitaminas y minerales esenciales y la sal agregada son factores desencadenantes de la retención de líquidos en algunas mujeres.

Un investigador británico sugirió que un nivel bajo de azúcar en la sangre durante el síndrome premenstrual podría llevar retener líquidos. Esto argumenta que los niveles bajos de glucosa en la sangre hacen que el cuerpo retenga agua al liberar adrenalina. Esto le indica al cuerpo que libere más azúcar en la sangre. Una vez que la glucosa sale del cuerpo, las células se llenan con agua, lo que lleva al aumento de peso y la hinchazón.

Cómo saber si estás reteniendo líquido

La retención de agua está marcada por un aumento de peso de aproximadamente 1 a 2 kilos por día. Este es un signo común de hinchazón, que se caracteriza por tener un abdomen hinchado.

A veces tu ropa puede estar muy apretada. Muchas mujeres que tienen este problema se quejan de dolor en las áreas inflamadas de sus cuerpos, panza hinchada, y especialmente tobillos y pies hinchados.

Pasos clave para evitar la retención de líquidos

  • Un paso crucial para lidiar con la retención de agua es comer menos sal y evitar los alimentos procesados y basura, que son altos en sodio. Lee las etiquetas de los alimentos y evita los alimentos procesados. Intenta guardar la sal para que no tengas la tentación de usarla. El uso de suplementos de calcio en tus comidas puede disminuir los riesgos de retención de líquidos.
  • Aumentar la ingesta de magnesio, un estudio encontró que las mujeres que tomaban 200 mg de magnesio todos los días, tenían menos retención durante el síndrome premenstrual y otros estudios han mostrado resultados similares. Puedes obtener magnesio de forma natural a partir de cereales integrales, nueces, vegetales verdes y chocolate negro.
  • Asegúrate de mantenerte hidratada durante todo el día bebiendo mucho líquido en especial agua.
  • Otras formas de reducir la retención de líquido incluyen diuréticos naturales como el agua de limón y el pomelo que además ayuda a bajar de peso.
  • También ayuda, comer de 5 a 8 comidas más pequeñas a lo largo del día, en lugar de 3 comidas grandes.
  • Es posible que desees considerar entrenar durante tu período menstrual para evitar la retención de líquido y el aumento de peso. El ejercicio aumentará el flujo de sangre a los riñones para su excreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a adelgazar @ opcionnatural.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.