Como bajar de peso en la lactancia

Como bajar de peso en la lactancia
Uno de los momentos más mágicos en la vida de una nueva madre es durante la lactancia. Pero, por más de un motivo, la maravillosa nutrición que solo la madre lactante puede impartir a su bebé y los beneficios de la lactancia materna para la madre que es uno de los momentos más fáciles para bajar de peso.  

La lactancia materna quema automáticamente a partir de 750 calorías adicionales por día, por lo que perder peso durante este tiempo es bastante fácil. También está perfectamente bien hacerlo. Si eres como la mayoría de las nuevas mamás, es probable que tengas 10 kilos o más que adelgazar después del embarazo, y lo harás si sigue estos consejos.

Consejos para bajar de peso durante la lactancia

Come alimentos con abundantes nutrientes

Estos son alimentos que son esencialmente bajos en calorías cuando comparas su impacto nutricional. Los alimentos como el salmón, la col rizada, las legumbres, las algas, las papas, los arándanos, los huevos e incluso el chocolate negro son buenas opciones para la madre lactante.

Evita los alérgenos comunes

Alimentos a evitar durante la lactancia son los lácteos, las nueces, los mariscos y la soja porque son alérgenos comunes que deben evitarse mientras amamantas. Al deshacerte de estos alimentos, también eliminarás muchas fuentes de calorías vacías. No te preocupes puedes satisfacer tus necesidades de calcio de otras maneras, como comer porotos blancos, higos secos, salmón, melaza, col rizada, poroto de ojo negro, naranjas, nabos y otros.

Come suficientes calorías

Siempre que consumas suficientes calorías para mantener tu peso ideal, recuerda agregar aproximadamente 500 calorías para tener en cuenta la lactancia. Puedes usar una calculadora de un lugar como Caloriasdiarias.es para determinar cuántas calorías necesitas. Ingresa tu peso deseado y come al menos esa cantidad de calorías por día, para hacer la dieta para amamantar y bajar de peso.

Enlace a Calculadora de calorías – http://caloriasdiarias.es/

Bebe muchos líquidos claros

Cuando amamantas necesitas más agua que cuando no estás amamantando, debido a que es fácil deshidratarse en este momento. Cuando estás deshidratada, tu cuerpo buscará conservar el agua automáticamente, causando hinchazón e incluso fatiga severa. Fuera de los ocho vasos de agua recomendados por día, asegúrate siempre de tener un buen vaso de agua cada vez que te sientes a amamantar para obtener la hidratación adicional que necesitas.

Comer durante la lactancia fruta

La fruta tiene mala reputación debido a que la gente está nerviosa por el azúcar. Pero la verdad es que la fruta también contiene mucha fibra, lo que ralentiza la absorción del azúcar. Además, es comida nutricionalmente densa que es baja en calorías, ideal para la alimentación durante la lactancia. También tiene una gran cantidad de líquido que te mantendrá hidratada. Si encuentras que tienes hambre entre comidas, come algo de fruta jugosa en lugar de galletitas y papas fritas.

Come verduras crudas

La dieta durante la lactancia debe incluir vegetales crudos. Si puedes consumir una ensalada pequeña antes de cada comida, teniendo cuidado de no agregarle aderezos grasos, puedes obtener mucha más nutrición en tu día y reducir calorías fácilmente con una ensalada para bajar de peso. Intenta mezclar las verduras para agregar variedad. No tengas miedo de agregar fruta y otros ingredientes deliciosos a tu ensalada. Incluso puedes hacer un aderezo al mezclar la fruta con vinagre balsámico.

Come grasas buenas

Otros alimentos que debes comer durante la lactancia son el coco, la banana, la palta y el salmón, son ejemplos de grasas buenas que no se procesan. Evita la grasa procesada, incluido el aceite de oliva. Si deseas usar aceite de oliva en tu ensalada, la clave es medir con cuidado.

Evita la comida chatarra

Otros alimentos que no debes comer para bajar de peso durante la lactancia son los procesados. Se deben evitar las calorías vacías que a veces se disfrazan como cosas que son buenas para ti. Esto incluye yogur saborizado, granola, manteca de maní, barras energéticas, etc. Si necesitas un aperitivo, prepara uno fresco y natural en lugar de usar cualquier cosa empaquetada.

Comer para obtener una alta nutrición no solo te ayudará a bajar de peso después del embarazo, sino que también te asegurará que tendrás leche de alta calidad para tu bebé lactante. Eso valdrá la pena en los próximos años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting.  Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a adelgazar @ opcionnatural.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.